+(506) 2221-2210

info@educalcoholcr.org

< Noticias

El consumo nocivo de alcohol podría impactar la productividad y aumentar el ausentismo laboral

El ausentismo laboral podría ser hasta 3 veces mayor en aquellas personas que mantienen un consumo nocivo de alcohol. Ellos podrían recurrir a tiempos de descanso no programados hasta 1,5 veces más que el resto de sus compañeros.[1]

Y cuando se habla de consumo nocivo de alcohol no se refiere únicamente a una condición en la que una persona tiene una dependencia a la bebida, corresponde también a una situación en la que se consume de forma abusiva pero ocasional. Esto normalmente ocurre en días de fin de semana y representa un impacto en la productividad al inicio de la semana siguiente.

Ese consumo nocivo ocasional puede provocar una pérdida de la concentración, un menor rendimiento en el trabajo, ausentismo repentino, cambios inesperados en el estado de ánimo, abandono de las responsabilidades y generación de conflicto con los compañeros de trabajo.

Es por esto que ninguna empresa puede permitirse ignorar el tema. Especialmente aquellas que emplean adultos jóvenes, quienes de acuerdo al Estudio de Patrones de Consumo de Bebidas Alcohólicas realizado por la Universidad de Costa Rica para Educalcohol, son quienes más frecuentemente consumen en un esquema de riesgo. Se estima que una cuarta parte de hombres y mujeres entre los 18 y 24 años consume de forma nociva al menos 1 vez al mes, mientras que una tercera parte de hombres entre los 25 y 34 años mantienen en un mismo patrón de consumo.

“Las organizaciones deben comprender que tienen una cuota de responsabilidad en la prevención del consumo nocivo de alcohol en sus colaboradores. La Organización Internacional del Trabajo por ejemplo, recomienda que se utilicen materiales impresos y se realicen jornadas de capacitación, charlas y reuniones para brindar orientación y conocimiento a los trabajadores, de forma que conozcan y entiendan el impacto del consumo nocivo de alcohol, aunque sea ocasional, en su vida laboral”, comentó Mónica Solórzano, Directora Ejecutiva de Educalcohol Costa Rica.

Y es que el consumo nocivo ocasional, que podría darse el fin de semana impacta de forma directa la productividad en las empresas y el costo asociado al pago de incapacidades, considerando que un día de incapacidad le cuesta a la Caja Costarricense de Seguro Social ₡10.375.[2] Un análisis realizado por el Instituto sobre Alcoholismo y Farmacodependencia al inicio de la actual década reveló que el ausentismo asociado al consumo nocivo de alcohol representa una pérdida en la productividad para la economía costarricense de $346.480 dólares.[3]

El hecho de que el alcohol sea una sustancia de uso legal y esté aceptada socialmente, implica que todas las personas deben conocer y entender las diferencias entre el uso, abuso y la dependencia, entendiendo por “uso” el consumo moderado y responsable recomendado por las guías internacionales de la Organización Mundial de la Salud. Dichas guías establecen que los hombres no deben exceder las 3 bebidas estándar por ocasión, las mujeres no deben sobrepasar las 2 y en ambos casos, deben mantener su consumo en cero, al menos 2 días de la semana.

“En Educalcohol nos hemos preocupado por desarrollar una plataforma de acompañamiento que está a disposición de las organizaciones, la cual ofrece recursos técnicos y didácticos orientados a educar a los adultos que deciden consumir alcohol para que lo hagan con responsabilidad y en un esquema de moderación y bajo riesgo”, agregó Solórzano.

[1] Secretaría de Salud Laboral de Madrid. Prevención del consumo de alcohol en el lugar de trabajo. Madrid, España. 2011.
[2] Caja Costarricense del Seguro Social. Incapacidades y licencias: Monto de Subsidios, días otorgados y costo promedio por día subsidiado por régimen según año 2006-2015. Última consulta hecha en febrero 2017.
[3] Instituto de Alcoholismo y Fármaco Dependencia, Impacto económico del consumo de sustancias psicoactivas en Costa Rica, 2011.

Nuestros aliados