+(506) 2221-2210

info@educalcoholcr.org

< Noticias

Abusar del alcohol podría incentivar el consumo de tabaco

Abusar del alcohol podría implicar una doble conducta de riesgo pues también se asocia con el uso intensivo del tabaco. Las personas fumadoras toman más que las no fumadoras y la mayoría de las personas alcohólicas consumen cigarrillos. Se estima que 85 de cada 100 personas con dependencia al alcohol fuman, tres veces más que la población general.

“Existe una conexión entre el alcohol y el tabaco. Muchos fumadores de fin de semana experimentan un antojo repentino por un cigarro cuando toman en exceso y se sabe que las personas que dejan de fumar pueden recaer gracias a una borrachera. Mantener un consumo moderado de licor no solo será compatible con un estilo de vida saludable, sino que le permitirá a las personas que deciden consumir bebidas alcohólicas, prevenir otras conductas de riesgo como encender un cigarro”, comentó Mónica Solórzano, Directora Ejecutiva de Educalcohol Costa Rica.

Un grupo de voluntarios que participó en un estudio para dejar de fumar registró durante 6 semanas las asociaciones entre el consumo de alcohol, el tabaquismo, los factores situacionales y las consecuencias de fumar. Como resultado se determinó que el consumo de alcohol, el deseo de fumar y los efectos que producía la nicotina dependían del contexto, sin embargo quedó claro que el consumo de alcohol se asociaba más frecuentemente con la necesidad de fumar.

Otro estudio publicado en la revista científica Psicofarmacología, reveló que entre más alto es el nivel de alcohol en la sangre, el deseo de fumar es mayor y más intenso. Esta investigación concluyó que si los fumadores experimentan la necesidad de fumar cuando toman excesivamente a diferencia de cuando lo hacen moderadamente, no es para combatir los efectos sedantes del alcohol, sino por la estimulación que produce la nicotina a nivel neurológico y sicológico.

“En nuestra organización creemos que el alcohol no es un producto ordinario y sabemos que las personas toman en diferentes circunstancias, por lo que nos hemos preocupado como explicarle a los adultos que deciden consumir licor cuáles podrían ser los efectos en su salud si combinan algunas sustancias o practican actividades que en combinación con el alcohol podrían ser riesgosas”, agregó Solórzano.

Se trata de la Guía Las combinaciones con el alcohol: Respuestas a sus preguntas, la cual hace referencia a sustancias y actividades que al mezclarse moderadamente con el alcohol presentan un riesgo mínimo o insignificante para la salud, y también a aquellas que contemplan efectos dañinos. Esta guía completa la pueden encontrar en la página web www.educalcoholcr.org en la sección de Recursos para Público General o accesando directamente el siguiente enlace: http://educalcoholcr.org/files/program/18_guadecombinacioneseducalcohol.pdf.

En Costa Rica, 14 de cada 100 de personas ha tenido un consumo reciente de tabaco, siendo los hombres quienes más frecuentemente encienden un cigarro con un 20,2% de prevalencia mientras que en las mujeres se reporta un 7,6%. En el caso del alcohol, se reporta que entre 43 y 46 por ciento de los adultos consumen, de acuerdo con investigaciones hechas por la Universidad de Costa Rica y la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (FLACSO).